Nota de prensa 2. el agua de la vida

Un rayo de esperanza en la lucha contra el fuego y en la defensa de nuestro patrimonio forestal…

Equipo de FreeNews – setiembre 2005

En un año en que la sequía ha sido campo abonado para la proliferación de incendios, tanto en España como en Portugal, bomberos, voluntarios, particulares afectados, Ministerios y demás han visto, impotentes, como el fuego devastaba  miles de hectáreas de bosques, núcleos de viviendas y vidas humanas.

En España, la búsqueda de responsabilidades arrojó como conclusiones que fallaron medios y recursos, y que los existentes se aplicaron tarde. Como paliativo, el Estado destinó subvenciones millonarias a algunas de las zonas afectadas. Y en Cataluña se destinaron 41,4 millones de euros a la compra de camiones, con dispositivos que pulverizan una cortina de agua sobre el exterior de la cabina y los neumáticos, para proteger el vehículo de extinción.

¿Bastará todo ello para salvaguardar al resto de nuestros bosques que todavía sigue en pie?

¿Podría hacerse algo más?

Lo que está en nuestras manos

El acto más simple que podemos hacer es ser prudentes. El aumento del número de turistas, excursionistas y habitantes de las ciudades, que desconocen los problemas del medio, es causa directa de muchos incendios. Un cierto número de incendios son producidos por la quema de matojos que se escapan de control. O por barbacoas no controladas. O por cristales y botellas abandonadas en el bosque.

El segundo paso corresponde a propietarios de fincas forestales, ya sean privadas o pertenezcan a la Administración.  Y es la limpieza del sotobosque: árboles secos caídos, ramas, matojos, arbustos.  Los bosques no explotados, sin aclareos ni limpias, están cada vez más expuestos a los incendios a causa de la gran acumulación de material combustible..  También los caminos han de ser mantenidos en condiciones para permitir el paso de los vehículos de extinción.

El tercer paso corresponde a los habitantes de zonas y núcleos rurales. No es fácil encontrar una población rural suficientemente interesada en la conservación forestal, y/o conocedora de las condiciones del suelo y habituada a manejar herramientas, por lo que es difícil o imposible una acción local rápida de lucha contra los incendios.

Necesitan ante todo tener una buena formación sobre cómo actúa el fuego, y sobre cómo pueden colaborar eficazmente en una extinción, sin peligro de sus vidas. Los primeros momentos en que se declara un incendio son decisivos,  y quiénes más cerca están son los habitantes de la zona, no los bomberos.  Aparte de formación sobre cómo actuar, y de un sistema de organización que les coordine con los pueblos vecinos,  los pueblos y núcleos rurales deben poseer cubas y equipamiento adecuado.

Lo que depende de nuestras Administraciones

Corresponde a nuestras Administraciones dotar de los fondos necesarios a los pueblos y núcleos rurales para que puedan disponer del equipamiento necesario, y en las debidas condiciones (cubas, mangueras, boquillas, mochilas de extinción, ropa adecuada, productos de extinción…)

Es preferible contar con un presupuesto para la lucha contra el fuego ANTES de que se produzca, que tener que dedicar con seguridad un importe mucho mayor en concepto de subvenciones, DESPUES que el fuego ha asolado ya miles de hectáreas.

Otra de las asignaturas pendientes que tiene la Administración es mantenerse al día en todo lo que concierne a nuevos descubrimientos o tecnologías destinadas a la prevención y extinción de incendios.

El equipo de FreeNews estuvo presente, el pasado día 23 de julio de 2005, en una demostración efectuada en el pueblo de Castellterçol (Barcelona), y organizada por el Ayuntamiento y la Asociación de Defensa Forestal els Cingles.  La demostración ponía a prueba la eficacia de los formulados AyDo Flame-Save para la protección y extinción del fuego.

Una de las pruebas consistía en comprobar la protección que podía aportar a los materiales tratados, en este caso aplicándola a la vestimenta que utilizan los cuerpos de bomberos y voluntarios.

 A tal efecto se rellenó un mono de algodón con paja, se lo vaporizó con la protección y, a fin de que pudiera arder, se lo roció con gasolina.

.

Podemos dar fe de que la rociada, efectuada por Toni, uno de los veteranos con más de treinta años en su haber en la lucha contra el fuego forestal,  fue exhaustiva.

Tal como se había asegurado, el fuego ardió consumiendo la gasolina, pero sin destruir el tejido de algodón.

Y, lo que es más espectacular, sin quemar la paja con que se había rellenado la vestimenta. También el sombrero de paja del muñeco, y las zapatillas deportivas de plástico, quedaron intactos.

La tela fue desgarrada para comprobar el estado del relleno de paja….

Resultado : ¡Un diez sobre diez!  No es en absoluto habitual que un bombero rocíe su ropa con gasolina para entrar a apagar un fuego. Pero sí se dan unas condiciones de temperatura ambiental tan elevada que cualquier material, por resistente que sea al fuego, pueda empezar a fundirse o entre en combustión.

Las demás pruebas fueron realizadas con los árboles y arbustos abundantes en el entorno de Castellterçol que presentan mayor facilidad de combustión, y en consecuencia, mayor dificultad para la extinción. Pinos verdes, por las resinas que contienen, enebro, por los aceites esenciales que le convierten en inflamable incluso bajo una lluvia abundante, brezo seco…

El resultado fue excelente.Tras aplicar la vaporización de la mezcla AyDo Flame-Safe con agua, la extinción fue instantánea. Un punto importante es que una vez que el agua entra en contacto con el fuego, el humo que se produce en la combustión pasa a ser blanco. Ese humo blanco no contiene ya el hollín procedente de la combustión, el ambiente ha quedado ampliamente oxigenado.

Al contrario que otros productos retardantes o para la extinción de incendios, Flame Safe no presenta ninguna toxicidad para el medio ambiente, ya que el elemento principal de la fórmula, el agua elix, es simple y llanamente agua tratada.  

A los miembros de FreeNews nos sorprendió saber que no es la primera ves que una tal demostración se realiza en España. Hace poco más de un año se había efectuado otra similar en Extremadura, ante los cuerpos de voluntarios forestales y bomberos de la Junta de Extremadura. Y a pesar de que ya entonces quedó de sobras demostrada su efectividad, la Administración correspodiente no efectuó ninguna gestión para dotar a sus cuerpos de bomberos y voluntarios de un suministro suficiente para sus cubas.

Lo cierto es que se hizo muy poca o nula divulgación de la misma, por parte de los medios informativos. Al igual que de la demostración en Castellterçol, que apareció sólo brevemente en una televisión local, y no fue emitida por ninguna otra cadena de las que sí se hallaban presentes y filmaron el evento.

Quizá la demostración de un producto que resulta eficaz , rápido y no tóxico, en la extinción de incendios no resulta TAN noticiable para la captación de índices de audiencia, como las imágenes de las llamaradas, y la desesperación de quiénes veían quemarse sus posesiones.

Próximamente publicaremos en FreeNews las características detalladas de actuación de este producto. Y animamos desde aquí a aquellos ayuntamientos rurales y propietarios de fincas forestales que quieran saber más, para que nos escriban.

Anuncios

Un pensamiento en “Nota de prensa 2. el agua de la vida”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s